jueves, 8 de octubre de 2015

Enredados

¿Qué tal todo chic@s?

Ya iba tocando una crítica de una película, y he querido empezar una nueva "sección" de reseñas Disney. Tanto María Jesús (la otra administradora del blog) como yo adoramos las pelís Disney, y teníamos pensado hacer esto desde hace ya unas cuantas semanas, pero aún tenemos problemas para configuar el blog (es una pesadilla) y no queríamos empezar con nuevas secciones por el momento. Pero como ya hemos comenzado a hacer retos, y tenemos previsto publicar regularmente book tags, creo que ya es el momento de hacer nuestras reseñas Disney.

La película que escogí la vi hace sólo unos meses; me habían hablado muy bien de ella, pero no tenía muchas ganas de echarle un ojo. Recozco que me gusta mucho (repito, MUCHO) el cine Disney tradicional, y las últimas adaptaciones no me habían llamado especialmente la atención (salvo, quizás, Rompe Ralph), así que no tenía muchas esperanzas puestas en ella. Sin embargo, este verano me apeteció ponerme al día con Disney, y empecé por ésta, y me arrepentí de ignorar a mis amigos y no verla antes. 

Aquí tenéis a Rapunzel, ¿a que es monísima?

 
Enredados cuenta la historia de Rapunzel, una princesa que una anciana secuestró cuando sólo era un bebé, y que está encerrada en una torre perdida en el bosque. Su largo y maravilloso pelo tiene poderes curativos, y ésa es la razón por la que la anciana mantiene a Rapunzel escondida. Sin embargo, todo se tuerce para ella cuando la princesa conoce a Eugene, un aventurero que encontró la torre huyendo de los soldados del rey. 

Me encantó. Es asi de simple. Hacía un montón de tiempo que un largometraje de Disney me hacía sentir tan... Disney. Siempre he sido una persona bastante infantil (en el buen sentido de la palabra, o al menos eso espero), y hacía años que no me sentía  tan niña de nuevo con una historia. Me encanta la historia, me encantan sus canciones, me encantas los personajes... ¡Y qué decir de la sartén! Los que la hayais visto sabréis a qué me refiero; los que no, ved la película y así os enteraís :)

Un punto a favor es que aquí la protagonista es, además, la heroína. Lo malo del Disney tradicional es que sus princesas eran las típicas damiselas en apuros, y no eran capaces de resolver sus problemas por ellas mismas, siempre acudía a rescatarla su hermoso príncipe, vivían felices y comían perdices. Éste no es el caso. Vamos a ver, es Disney; tiene que haber romance y tienen que vivir felices y comer perdices (¡¡Dios mío, spoiler!!), pero por fin vemos a una princesita que, por lo menos, se las apaña. No sólo eso, ha tenido que sacar a su "hombre" de algún que otro aprieto (repito, ¡cómo mola esa sartén!). Obviamente no es el primer caso en el que aparece algo así, he visto Mulán 500 millones de veces, así como la Bella y la Bestia o la Sirenita. Pero es la primera vez, que yo sepa, que la mujer ni es heroína de manera pasiva, ni es una guerrera. Es una chica que utiliza sus propios recursos y los aprovecha a su favor. Y qué queréis que os diga, ¡viva Rapunzel! 

Otro punto a favor es el personaje de Eugene. En la llamada 1ª Edad de Oro de la productora, los príncipes eran personajes totalmente secundarios y alienados. Quiero decir que hacían su cometido, y después, si te he visto, no me acuerdo. Aparecen para enamorar a la princesa, luego la salvan, y luego viven felices con ellas. Y ya está, no sabemos más de ellos. A Eugene lo vamos a conocer, y veremos que es un chico muy atractivo y carismatico, aventurero, y lo más increíble de todo, ¡tiene defectos! No es un caballero de brillante armadura, ¡es un ladrón que se pasa la vida escapando de la Guardia Real! ¿A qué chica no le gusta el típico malote atractivo con buen corazón? Señores guionistas, gracias por darnos personajes masculinos más allá del palacio.

Lo mejor: creo que lo he dejado bastante claro, ¿no?

Lo peor: tengo que decir que las canciones, aunque me gustan, no me acaban de emocionar del todo. Hay alguna que me encantó, pero no a niveles como los de El rey león, La sirenita o La bella y la bestia. No es lo peor (no sabría qué escribir que fuera "lo peor") pero sí lo menos bueno para mi.
Y llegó el momento, ese momento que las dos odiamos pero seguimos añadiendo: poner la nota. Me quedo en el 8,5. Repito, ¡me encantó! Pero lo siento en el alma, no es como los clásicos. No obstante, creo que es de las que más se acercan, junto con Frozen.
 
No quiero ser pesada, pero en serio, esa sartén es lo más
Ahora contadnos, ¿habéis visto la película?¿Qué opináis?¿Cuál es vuestra película Disney favorita?¿Queréis que hagamos alguna reseña sobre ella?

Yo por ahora me despido y espero ver vuestros comentarios :)


Arantxa